KYOWA KIRIN LANZA UNA NUEVA PÁGINA WEB ORIENTADA A MEJORAR EL APRENDIZAJE DE LOS PROFESIONALES SANITARIOS SOBRE LOS LINFOMAS CUTÁNEOS DE CÉLULAS T (LCCT)

Kyowa Kirin ha anunciado el lanzamiento de una nueva página web dirigida a profesionales sanitarios con la intención de mejorar su aprendizaje acerca de los linfomas cutáneos de células T (LCCT), así como contar con recursos científicos y la información más actualizada sobre esta patología. La web incluirá además, contenidos de libre acceso para el público general donde puedan consultar cualquier duda la LCCT, y profundizar en ciertos aspectos de la enfermedad para convivir con ella de la mejor manera posible, minimizando el impacto en su calidad de vida.

 

Los LCCT constituyen un grupo de trastornos caracterizados por la acumulación de linfocitos T malignos en la piel que se manifiestan clínicamente como manchas, placas o tumores2 que afectan a cerca de 240 personas por cada millón en Europa[viii]. Los LCCT constituyen una enfermedad que va más allá de la piel y afecta a distintos compartimentos (piel, sangre, ganglios y vísceras)[ix] y son una forma rara, en ocasiones grave y potencialmente mortal de linfomas no Hodgkin 1,2, en los que se ha observado que la supervivencia global es menor en aquellos pacientes con afectación sanguínea y en estadios más avanzados[x]. La Micosis Fungoide (MF) y el Síndrome de Sézary (SS) son los subtipos más comunes de esta clase de linfomas3. Concretamente, la MF representa alrededor del 60% de todos los LCCT3, mientras que el SS representa a menos del 5% del total4. Su diagnóstico en estadios iniciales es difícil por la presencia de múltiples manifestaciones clínicas y pueden llegar a tener un profundo impacto en la calidad de vida relacionada con la salud y el bienestar psicológico7, ya que las alteraciones en la piel y el picor provocan depresión, trastorno en el sueño y fatiga[xi].

 

La web (https://www.kyowakirinhub.com/es-es/areas-terapeuticas/oncologia/lcct) constará de varios apartados que permitirán conocer el origen y la fisiopatología de la enfermedad, así como los signos y síntomas más comunes. Ello permitirá poner toda esta información a disposición de profesionales sanitarios para que puedan desarrollar una aproximación más precisa y completa en torno a la patología.

 

En este sentido, Norberto Villarrasa, director general en España explica: “nuestra intención con la creación de esta web es favorecer que los profesionales sanitarios dispongan de información científica actualizada sobre los LCCT y de los recursos necesarios para contribuir, en última instancia, a un manejo terapéutico de la enfermedad aún más preciso, que revertirá en una mejor atención de los pacientes”.

 

Un diagnóstico precoz, clave para el tratamiento de los pacientes con LCCT

El diagnóstico de LCCT en estadios iniciales es difícil por la presencia de múltiples manifestaciones clínicas6. La mediana del tiempo desde el inicio de los síntomas hasta el diagnóstico en series retrospectivas es de 3-4 años, pero puede exceder las cuatro décadas. En general, suele deberse a la presencia de hallazgos inespecíficos que comparten características con otras enfermedades de la piel y que son insuficientes para confirmar la sospecha. Ello hace muy importante que la biopsia cutánea sea revisada por parte de un patólogo con experiencia en el diagnóstico de la enfermedad.

 

Por este motivo, “Kyowa Kirin se ha marcado el objetivo de contribuir a adelantar el diagnóstico de una enfermedad que -a menudo- se confunde con otras patologías de la piel, sobre todo en estadios iniciales. Por ello en esta página web, tanto el profesional médico, como la población, podrán encontrar información detallada sobre su sintomatología y la importancia de realizar una biopsia cutánea cuando existan dudas”, concluye Villarrasa.

 

 

[i] Scarisbrick JJ, et al. J Clin Oncol. 2015;33(32):3766–3773.

[ii] National Organization for Rare Disorders: Cutaneous T-Cell Lymphomas. https://rarediseases.org/ rarediseases/cutaneous-t-cell-lymphomas. Accessed: June 2020.

[iii] Wilcox RA. Cutaneous T-cell lymphoma: 2017 update on diagnosis, risk-stratification, and management. Am J Hematol. Oct 2017;92(10):1085–102.

[iv] Willemze R, Cerroni L, Kempf W, et al. The 2018 update of the WHO-EORTC classification for primarycutaneous lymphomas. Blood. 2019;133(16):1703–1714.

[v] Orphanet. Prevalence and incidence of rare diseases: Bibliographic data. January 2019.

https://www. orpha.net/orphacom/cahiers/docs/GB/Prevalence_of_rare_diseases_by_decreasing_prevalence_or_cases.pdf. Accessed: December 2019.

[vi] Bagherani N, Smoller BR. An overview of cutaneous T cell lymphomas. F1000Research. 2016;5(0):1882

[vii] Sampogna F, et al. British Journal of Dermatology 2009 160, pp815–822 Cutaneous lymphomas may have a profound impact on patients’ health-related quality of life (HRQoL) and psychological well-being.

[viii] Orphanet. https://www.orpha.net/orphacom/cahiers/docs/GB/Prevalence_of_rare_diseases_by_decreasing_prevalence_or_ cases.pdf. Accessed: June 2020.

[ix] Olsen, E. A. et al. (2011). Clinical end points and response criteria in mycosis fungoides and Sézary syndrome: A consensus statement of the International Society for Cutaneous Lymphomas, the United States Cutaneous Lymphoma Consortium, and the Cutaneous Lymphoma Task Force of the E. Journal of Clinical Oncology, 29(18), 2598–2607. https://doi.org/10.1200/JCO.2010.32.0630

[x] Agar, N. S. et al (2010). Survival outcomes and prognostic factors in mycosis fungoides/Sézary syndrome: Validation of the revised International Society for Cutaneous Lymphomas/European Organisation for Research and Treatment of Cancer staging proposal. Journal of Clinical Oncology, 28(31), 4730–4739. https://doi.org/10.1200/JCO.2009.27.7665

[xi] Vij A, Duvic M. Prevalence and severity of pruritus in cutaneous T cell lymphoma. Int J Dermatol. Aug 2012;51(8):930–4.

 

Deja un comentario