Alberto Andreu desayunó con los socios de ACOIF “El Dircom debe ir aguas arriba, anticiparse a los posibles problemas de comunicación de su organización y tener en cuenta el entorno”

Alberto Andreu, Doctor cum laude en Economía y Empresa y Licenciado en Derecho, es uno de los grandes expertos de nuestro país en definir el propósito de las compañías y alinear las organizaciones en procesos de transformación a través de funciones como Reputación, RSC/Sostenibilidad, Marca/Identidad Corporativa, y Organización/Cultura Corporativa. Recientemente desayunó con ACOIF para contar su experiencia mejorando la reputación de compañías.

En su encuentro con los socios, Andreu, que ha participado directamente en procesos de transformación en sectores clave de la economía española a través de empresas como Telefónica, Banco Santander, Banesto, o CEPSA, destacó la importancia de la influencia del entorno en la reputación de las empresas y como los nuevos CEOs, cuyo papel va mucho más allá de su compromiso con los accionistas, deben gestionar las relaciones con ese entorno apoyados por el Dircom.

Reguladores, Gobiernos, industrias conexas, activistas y ONGs y cambios sociales y demográficos tienen, según Andreu, gran influencia en las compañías en un entorno en el que, además, las redes sociales han entrado para amplificar el eco de las informaciones, por eso es importante la figura del Dircom que debe trabajar “aguas arriba”, antes de que se produzcan los acontecimientos, detectando aquellos posibles puntos de conflicto y resolverlos antes de que se conviertan en problemas; para ello elaborará un “mapa de riesgos” que le permita trabajar en los temas sensibles.

En paralelo convertir a los stakeholders en aliados asumiendo objetivos compartidos, adquirir compromisos con el entorno y ser parte activa de la estrategia de la compañía permitirán  desarrollar un negocio sensible a lo que pasa alrededor en desarrollo de las buenas prácticas.

Andreu analizó a través de varios ejemplos recientes el nuevo entorno de las compañías y cómo los intangibles afectan cada vez más a la cotización de una empresa, pudiendo llegar  a suponer hasta un 52% de su valor en Bolsa.

 

 

Deja un comentario